Hito médico: Nace el primer bebé estadounidense de un útero trasplantado

5a2a5fc6e9180fb37e8b4567.jpg

El útero fue donado a la madre por una enfermera que había decidido no tener más hijos.

Por primera vez en la historia de EE.UU. una mujer nacida sin útero ha dado a luz a un bebé. El parto tuvo lugar en el centro médico de la Universidad de Baylor en la ciudad de Dallas, en el estado de Texas.

5a2a5fd9e9180fc47e8b456a

El nacimiento se produjo en el marco de un proyecto experimental de trasplante de útero del centro, en el que participan diez mujeres que carecen de este órgano o tienen uno infértil. Según informaron desde el hospital, otra de las mujeres participantes está embarazada en estos momentos.

El bebé, nacido por cesárea este mes de noviembre, es el noveno bebé del mundo alumbrado tras una trasplante de útero, y se trata del primer caso en EE.UU.. Los ocho casos anteriores tuvieron lugar en el hospital de la Universidad de Sahlgrenska, en Gotemburgo (Suecia), que logró llevarlos a cabo por primera vez en el año 2014.

El bebé nació con aspecto sano y gritando como todos los recién nacidos, informa la revista Time. Casi todos los miembros del centro Baylor que participan en el proyecto estuvieron presentes en la operación, que vivieron como un momento muy especial.

“Aparte de con mis propios hijos, nunca me sentí tan emocionado con el nacimiento de un bebé… Simplemente comencé a llorar”, comentó el doctor Gregory J. McKenna, cirujano de trasplantes de la clínica.

Regalo de una donante

La madre que dio a luz recibió su útero de una enfermera de Dallas que decidió donar el órgano porque ella y su marido, ya con dos hijos, no querían tener más descendencia.

Taylor Siler, de 36 años, quería ofrecer a alguien más la oportunidad de experimentar la maternidad, un regalo especialmente importante para aquellas mujeres que han escuchado reiteradas veces de boca de los médicos que nunca podrán sostener entre sus brazos a un hijo alumbrado por ellas.

Regalo de una donante

La madre que dio a luz recibió su útero de una enfermera de Dallas que decidió donar el órgano porque ella y su marido, ya con dos hijos, no querían tener más descendencia.

Taylor Siler, de 36 años, quería ofrecer a alguien más la oportunidad de experimentar la maternidad, un regalo especialmente importante para aquellas mujeres que han escuchado reiteradas veces de boca de los médicos que nunca podrán sostener entre sus brazos a un hijo alumbrado por ellas.

 

Una vez que la mujer ha comenzado a menstruar, los óvulos fertilizados se implantan en su útero. El embarazo se considera de alto riesgo, por lo que los bebés nacen por cesárea para evitar lesiones en el órgano trasplantado.

Según datos de The New York Times, cerca de 50.000 mujeres del país podrían ser candidatas a someterse a esta operación. Sin embargo, el procedimiento, una vez que se convierta en una práctica médica general del centro, tendrá un coste de cientos de miles de dólares, señalan los doctores de la clínica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s